miércoles, 5 de junio de 2013

Tardes Ohlaleras!

decortherapia

Foto: Paula Schilling. Muchas gracias a La Serine por prestarme la silla Peacock, mi favorita.La semana pasada fue intensa. Como les conté en el post anterior, hace unos meses la Revista Ohlalá me convocó para participar de su primer encuentro de Tardes Ohlaleras de 2013. Me pareció genial la propuesta, pero a medida que se acercaba el día y tomaba dimensión de lo grande que era este encuentro, empecé a sentir una adrenalina indescriptible. No es fácil pararse en frente de doscientas mujeres y mantenerlas interesadas y atentas por una hora. Así que se imaginarán el trabajo interno que implicó para mí, una persona común y corriente, pararme en ese lugar.Quizás serán los años de teatro en el colegio (¡cómo me gustaba subirme al escenario, me transportaba a otro mundo!) o la capacidad de charla que tengo (mis amigas deben estar asintiendo con la cabeza), pero realmente disfruté cada minuto que pasé en ese escenario, donde hablamos de inspiración y tendencias, de experiencias en común en la puesta en escena de nuestras casas, en cómo hacer de nuetra casa un lugar que nos reprensente y emocione. Hasta hicimos una ambientación en vivo con productos de Falabella, que acompañó a Revista Ohlalá y Tarjeta Santander Río en el encuentro.Foto: Paula SchillingFoto: Paula SchillingFoto: Paula SchillingSole Simond de Revista Ohlalá me presenta a sus lectoras! Foto: Paula SchillingFoto: Paula SchillingAgradecimientos: Miles de gracias a Tere Elizalde y Sole Simond de Revista Ohlalá por pensar en mí para este proyecto. A Paula Schilling por estar siempre y ayudarme en todo. A Carmen Rojnica Home porque más allá de ser una súper ambientadora, me sostuvo logística y espiritualmente durante los días y horas previas al encuentro. A Fran Ferrari de Building Ideas por ser genial en su trabajo y ayudarme a que mi trabajo se luzca mucho más. A Vicky Brea por hacerme sentir más linda con su makeup. A Fernando Bach de Elementos Argentinos por prestarme sus alformbras divinas para la ambientación. A Mili Pereyra Lucena de La Serine por prestarme su fascinante sillón Peacock. A Mariana Kratochwil y todo el equipo de Revista Living por darme la oportunidad de crecer en este trabajo. A mamá por estar siempre conmigo. A Juan, por apoyarme siempre, por hacerme tan feliz.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario