jueves, 14 de noviembre de 2013

Compensar la ausencia de luz natural con colores claros en la cocina

Decoesfera

Muchas veces la cocina es la gran discriminada de la casa y la habitación en la que se encuentra tiene una forma irregular que surge después del ajuste caprichoso del tamaño y forma de otras habitaciones y no cuenta con ventanas a través de las que pueda penetrar en ella la luz natural. Así es la cocina que podemos ver en las imágenes de este artículo y en la que, sin embargo, Raquel García de Clysa y Male Rizo-Patrón de MM Estudio de Interiorismo han conseguido una cocina muy funcional y luminosa. En realidad si no fuese porque sabemos que la cocina no tiene ventanas, por su claridad, casi no notaríamos que no hay ninguna entrada de luz natural en ella. Determinante para conseguir una cocina clara y luminosa es el uso del color blanco en los frentes de los muebles, también los tiradores integrados ayudan a aligerar la estancia. Y aunque pueda parecer algo muy obvio, es fundamental que cada mueble tenga su función: integración de electrodomésticos, almacenaje de menaje y alimentación Elegir los muebles adecuados para cada función, justo los que son realmente necesarios sin excederse y sin quedarse corto es lo que permite que la cocina pueda estar siempre organizada y bien ordenada y al tener cada cosa guardada en su lugar la cocina se verá más clara y además más atractiva. Si analizamos la distribución, en este caso, en una de las paredes se sitúan la zona de lavado y la de cocción. El peso del equipamiento se centra en la zona baja y la zona alta se reserva para la campana decorativa de Gutmann y dos muebles altos de formato horizontal. Así esta zona cuenta con capacidad de almacenaje suficiente pero no está sobrecargada. Uno de los detalles más interesantes de la cocina es la península adosada a una de las paredes y equipada con un cajonero para guardar el servicio de mesa. Su encimera volada sirve por un lado como zona de preparación y por otro como mesa. Finalmente los muebles columna integran el frigorífico Side by Side de Miele, hornos de Dietrich y más zona de almacenaje. En resumen las claves para conseguir una cocina clara y acogedora sin luz natural están en la elección del color, en una iluminación artificial adecuada por supuesto y también en los muebles y su diseño. No llega con usar el color blanco, de hecho podemos romperlo con detalles en tonos más intensos, es fundamental el uso de líneas sencillas, formas suaves y que todo esté en orden. En esta cocina me ha gustado especialmente la idea de la península, muy adecuada cuando en la cocina no hay espacio suficiente para la isla o incluso aún cuando lo haya si por su forma y su función nos compensa más. En este caso se combina para su uso como mesa con taburetes modelo Mix de Andreu World y el conjunto resulta adorable. Más información | Clysa, MM Estudio de Interiorismo y Santos Fotos | Kris Moya En Decoesfera | Resolviendo el problema de la escasez de luz natural en la cocina - La noticia Compensar la ausencia de luz natural con colores claros en la cocina fue publicada originalmente en Decoesfera por Raquel.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada