domingo, 24 de noviembre de 2013

Decorar un pequeño recibidor en casa

Decoración 2.0

Sin espacio en casa para tener un recibidor elegante y espacioso, no tenemos por qué privarnos del beneficio que supone mantener en orden lo que siempre tenemos que tener a mano para salir, ya sabes el bolso, el sombrero, los gorros de los niños, los abrigos de toda la familia, el paraguas ¡todo! y por ello, hoy sugerencias para las que no tienen espacio suficiente. Aun podemos tener nuestro pequeño recibidor en casa.No tienes más que tener un pequeño lugar tras la puerta, en donde colocar algunos detalles básicos para organizar lo que ya hemos dicho, se hace necesario mantener el orden porque reducidos en espacio, ésta es una manera de que la decoración funcione mejor, y todo se vea más atractivo. Nuestra sugerencia para conformar un recibidor en casa, aprovecha el colorido de la pared, el blanco ya sabes, amplia visualmente el entorno, así que no dejes de tomar ventaja de ello.Además de aprovechar el entorno en blanco, colocaremos una repisa, ésta es la manera más práctica y barata también de asignar un espacio donde podemos colgar el bolso, el suéter y todo lo que antoje para tenerlo a mano.  Un pequeño mueble, quizá un banco o una mesita que se adapte al espacio con un pequeño cesto para colocar pequeñas cosas que no podemos colgar, quizá venga bien, el calzado de calle, o las botas cuando entramos a casa. Siempre podremos asignar un espacio a ese efecto donde colocar las botas durante la temporada invernal.¿No es cierto que se ve precioso este recibidor? aunque tiene poco espacio y apenas detalles muy básicos, el resultado es atractivo y práctico. Lo que nos lleva a confirmar que no necesitamos tener una enorme casa para disfrutar de todo aquello que necesitamos y nos gusta. Así que vamos a poner manos a la obra que tú también tendrás un recibidor en casa a tu gusto.Imagen: Decoración InLa entrada Decorar un pequeño recibidor en casa aparece primero en Decoración 2.0.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada