sábado, 9 de noviembre de 2013

El nuevo difusor eléctrico de Diptyque, hasta el nombre es bonito

Decoesfera

Aunque la historia de Dyptique comienza en 1961, en el número 34 del Boulevard Saint Germain de París, no es hasta 1963 cuando la ya mítica marca lanza su primer trío de velas perfumadas, el comienzo de un largo repertorio de fragancias para la casa, siempre con toques florales, de hierbas y especias raras y preciosas, rindiendo homenaje a la naturaleza universal. Ahora, cincuenta años después, las cosas han cambiado poco y mucho. Poco porque siguen manteniendo ese mismo espíritu sofisticado y creativo inicial y mucho porque han sabido evolucionar con el tiempo, adaptando nuevas tecnologías a sus productos, como sucede con este nuevo difusor eléctrico, en el que, me parece a mí, hasta el nombre es bonito. Y es que se llama Un air de Diptyque, un nombre evocador donde los haya, melodioso y que además esconde muy bien su juego, como difusor de los perfumes de interior editados por la marca, de entre los que podemos elegir cinco recargas diferentes: Figuier, Baies, Ambre, Feu de bois y 34 Boulevard St Germain, El diseño, en cerámica blanca con letras doradas, es a la vez sencillo, sofisticado y elegante. Si os gusta sabed que se puede comprar online, o en cualquiera de los concesionarios de la marca en España, a un precio de 275 euros. Yo creo que creo que se lo voy a pedir a los Reyes Magos, a ver si de una vez se sienten generosos. Más información | Diptyque - La noticia El nuevo difusor eléctrico de Diptyque, hasta el nombre es bonito fue publicada originalmente en Decoesfera por magenta.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada