sábado, 28 de diciembre de 2013

Cinco comedores para el nuevo año

Decoesfera

Cada cierto tiempo, me aburro de la decoración y distribución de la casa y la cambio de arriba a abajo. Pongo el comedor donde estaba el salón o la zona de lectura pasa a otra ventana, cambio cuadros, maceteros, almohadones (mi casa está en tonos neutros, con lo que cambiando las fundas de los almohadones y añadiendo o quitando elementos decorativos cambia totalmente) Uno de los lugares más dificiles de cambiar de aspecto es el comedor. Evidentemente, no voy a cambiar la mesa y ls sillas en cada arrebato decorativo innovador, aí que hay que ir cambiando cosas como la distribución, el sentido de la mesa o la tapicería de las sillas. He encontrado cinco comedores que por su luminosidad, originalidad y sencillez me encantaría tener. El comedor de la portada es precioso y me arece que nos encantaría a todos. Se ha buscado deliveradamente la sencillez y no hacen falta adornos, ya que el muro del fondo asegura una continuidad del paisaje dentro del comedor. Por lo demás es un comedor clásico, con un puntito rústico de una mesa de madera lavada y el farol de la esquina, que contrasta con las sillas más clásicas y una bonita lámpara de brazos de hierro forjada de linea sencilla y moderna. La luminosidad de este comedor lo hace único ¿imagináis que delicia desayunar ahi? El segundo comedor podría estar en cualquiera de nuestras casas. También es muy luminoso ya que ocupa un pequeño rincón junto a la ventana. Tiene un estilo un poco retro sesentero, de diseño y el único fallo que le encuentro es la alfombra de pelo largo. Acumulan demasiado polvo y para una alfombra que se limpia dos veces al día, como la del comedor no me resulta demasiado higiénica. Mención especial para la lámpara, divertida y desenfadada, le da la puntilla. El siguiente ejemplo de como un comedor puede ser muy atractivo sin necesidad de grandes adornos es este en una casa de verano. Se ha aprovechado la bajocubierta para hacer un comedor sencillo, pero muy elegante. Aquí si que juegan un papel esencial la sencilla mesa de madera color caoba rubia y las sillas. Al ser un comedor sin demasiada luz natural, no se ha querido sobrecargar el ambiente, precioso el detalle de la planta y la escultura como centro de mesa. Este comedor me encanta porque me recuerda mucho al de casa de mis abuelos en el campo. Las alacenas a los lados, la disposición de la mesa de madera antigua, sólida de dos patas de anchas (un poco Ultima Cena, estrecha y larga), la serie de grabados de naturaleza que alfombran la pared del fondo y las sillas tapizadas sin brazos de respaldo alto. Por último un comedor muy británico, con la chimenea llena de tibores y jarrones orientales en la gama de los azules. Una buena mesa, ancha (para poder poner centros), sillas de estilo tapizadas en piel de becerro con tachuelas y una bonita alfombra. El detalle del espejo recostado sobre la repisa de la chimenea y no colgado le da un aire contemporáneo a un conjunto tan tremendamente clásico. Espero que os hayan gustado los diferentes estilos que he seleccionado, cinco comedores para el Año Nuevo ¡Feliz 2014! Imágenes | Williams Sonoma, Restoration Hardware, Beautiful Little Life, House to home n Decoesfera | Recibidores con encanto, bienvenido a casa - La noticia Cinco comedores para el nuevo año fue publicada originalmente en Decoesfera por Maria SJB.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada