jueves, 19 de diciembre de 2013

Recibidores con encanto, bienvenido a casa

Decoesfera

Grandes, medianos o pequeños, los vestíbulos son la antesala de nuestra casa y en ocasiones los dejamos de lado. Dicen que la primera mirada es la que cuenta. Yo creo que hay que echar otro vistazo para descubrir pequeños detalles, tras la primera mirada. Lo primero que tiene que tener un recibidor es funcionalidad. Hay que medir bien el espacio, porque suelen ser pequeños y no deben tener salientes molestos ni exceso de decoración, ya que empequeñecerían aún más los metros cuadrados(a la vista). Un vestíbulo tiene que tener personalidad, la nuestra y muchas veces, junto a los pasillos son los grandes olvidados del interiorismo. Una cómoda, un banco o una consola son el mobiliario más común en los vestíbulos. Los bancos suelen estar siempre llenos de abrigos, por lo que personalmente suelo evitarlos. ¿No os habéis fijado que aunque la puerta del armario esté al lado, todo el mundo se quita el abrigo y lo deja en el banco? También es imprescindible un paragüero, ya sea el clásico paragüero de metal o madera, un perchero con bastonero/paragüero o cualquier objeto que sirva para no encharcar la casa los días de lluvia. Hemos visto desde lecheras de zinc antiguas hasta enormes jarrones de cristal, tibores de porcelana o ánforas de cerámica. Una pequeña alfombra (o grande, depende del espacio) también ayuda a este efecto y da calidez. Lás cómodas y consolas deben tener una bandejita, al gusto del propietario: de madera, de plata, de piedra, de cristal lo que sea para dejar las lleves, si no, el sobre queda rayado con el continuo dejar las llaves y todo cuanto llevamos en los bolsillos, porque a pesar de que solemos poner el vaciabolsillos en el tocador del dormitorio, lo más común es dejar las llaves al entrar en el recibidor. Más de una tiene una cajita con una barra de labios o vaselina para darse el último retoque en el espejo, porque no puede faltar un espejo, no sólo porque agranda el espacio y refleja la luz (los vestíbulos , salvo en los chalets, suelen ser interiores), sino para comprobar que no salimos corriendo hechos un desastre. Si además tenéis la suerte de tener un recibidor amplio, unos cuadros o una pequeña mesa con una lámparita para recibir a los noctámbulos sin necesidad de dejar encendidas las luces del techo también es interesante. ¿Necesitáis algo más en el recibidor para que os de la bienvenida a casa? Imágenes | Francie Hargrove, Indulgy, Alvhemm, Elizabeth Meikle, Lizzie Marie Blog En Decoesfera | Paragüeros para vestíbulos de todo tipo - La noticia Recibidores con encanto, bienvenido a casa fue publicada originalmente en Decoesfera por Maria SJB.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada